Volver al blog

La organización del trabajo y el equipo como factor de éxito en la pyme

Organizar una pequeña y mediana empresa es una tarea hercúlea. En un negocio donde los perfiles son pluridisciplinares, las previsiones a corto plazo y la estructura ágil, la organización del trabajo y el equipo es fundamental para conseguir escalabilidad en los números y en los procesos. Hablemos de cómo organizar nuestros procesos, hablemos de cómo tener más éxito.

En un contexto como el actual, donde conceptos  como transversalidad,  horizontalidad o escalabilidad son cada vez más comunes en la empresa, es necesario replantearnos nuestra propia organización del trabajo y de los equipos. En Teamleader la estructuración de los procesos es algo que tenemos marcado en nuestro ADN. Es verdad que un entorno como el de una startup o una pyme, hablar de procesos puede parecer una quimera, pero si quieres llevar tu negocio a otro nivel, es necesario que los tomes en consideración.

¿Has pensado en cambiar tu procesos y adaptarlos a los nuevos tiempos?

Parte de nuestro éxito se debe, a nivel interno, a la clara distinción que siempre hemos tenido de tareas y a la organización que hemos hecho de nuestro trabajo. Nuestro software surgió de este planteamiento, dividiendo los módulos en la parte comercial, la operativa y la facturación y siempre descansando en la facilidad y los procesos colaborativos.

Es más, recientemente, hemos lanzado una nueva funcionalidad que ahonda aún más en esa organización de la que aquí hablamos. Un nuevo juguete muy enfocado en estructurar y controlar equipos de proyectos a vista de pájaro. Te dejamos el vídeo en el que lo contamos con nuestro antiguo amigo Arturo:

undefined

¿Te sientes identificado con Arturo? ¿Has pensado en cambiar tu procesos y adaptarlos a los nuevos tiempos? Ahondemos más sobre esto.

4 Principios para la organización del trabajo en la pyme

En el ABC de toda empresa a la hora de gestionar sus procesos, y sin importar el tamaño, siempre se suele tener en mente una serie de principios para hacer la gestión lo más sencilla y dinámica posible. Te dejamos aquí esos principios:


  • Establecer objetivos alcanzables y comprensibles por todos: Un objetivo sino se puede medir no es un objetivo, pero para que sea medible, antes todos los miembros de la empresa tienen que entenderlo y tener las herramientas necesarias para ello.
  • Evitar la duplicidad de tareas: En tener equipos multidisciplinares muchas veces lleva a esta duplicación de tareas, de datos y de tiempos. Este problema se observa en las tareas interdepartamentales, como por ejemplo el departamento comercial y su abuso de las hojas de cálculo, pero también en los puentes que se crean entre departamentos. ¿O no te suena eso de tener facturas duplicadas?
  • Fomentar la delegación de tareas: El objetivo de un responsable no es hacer sino procurar que los demás hagan de la mejor manera posible. Es decir, pensar de manera estratégica y delegar. El papel de un responsable, y por lo que se le juzga, es tomar decisiones e interpretar acciones así que es fundamental que la empresa vaya en esa dirección liberando a ciertos perfiles para poder gestionar a las otras personas. Ya escribimos un artículo sobre cómo un CRM te puede ayudar en esto mismo, te lo recordamos por si te interesa. De hecho, el mismo vídeo de Arturo es otro ejemplo de la importancia de delegar responsabilidad y centrarse en la coordinación estratégica.
  • Procurar una estructura sencilla… y escalable: Déjanos hacer énfasis también el la importancia de montar estructuras escalables capaces de expandirse y contraerse dependiendo de las necesidades del momento. En la época de los CEO, CRO, CTO, CIFO, CMO y demás “grandes Cs” hay que poner en valor la sencillez en las estructuras. No se trata tanto de tener el nombre más largo, sino de hacerlo valer a través de los resultados conseguidos en términos de números y gestión de equipos.

¿Se cumplen esos principios en tu empresa? Si es así, enhorabuena no solo por tu gestión sino por los resultados que estarás teniendo... Si no lo es, no te preocupes, el primer paso para solucionar los problemas de organización, es ser consciente de lo que ocurre y ser consecuente a la hora de buscar soluciones.

Teamleader fue creado como empresa y como software de gestión pensando en estos principios de organización del trabajo. Porque, no olvidemos que tratándose de pymes lo que prima o debería primar es la rapidez, la sencillez y la escalabilidad. Nuestro discurso siempre pivota en torno a estos conceptos, creyendo que la pyme necesita apostar por la eficiencia y esto se consigue a través de la gestión. Gestión del tiempo o de leads, pero al fin y al cabo una gestión más inteligente. En este punto quizás es recomendable recuperar algunos fragmentos de nuestra charla con Enrique Dans en el que hablaba justo de esto:

undefined

¿Y tu empresa? ¿Está dispuesta a pagar ese precio? #WorkSmarter

Pruébanos gratis

About the author

Antonio Molina

A Antonio le apasiona la cultura japonesa. Le encantan las antiguas tradiciones orientales en las que los detalles y la ejecución esmerada de cada acción son vitales. Es una fascinación que encaja a la perfección con su cargo dentro de nuestro departamento de marketing en España. Aunque según sus palabras es un poco manazas, nosotros tenemos que decir que no es para tanto y que lo soluciona con creces gracias a su carisma.

Quieres saber más sobre Teamleader y estar al tanto de nuestros nuevos artículos?